News

DESPIDO PROCEDENTE, IMPROCEDENTE Y NULO

 

Despido procedente, despido improcedente y despido nulo

 

“El contrato de trabajo podrá extinguirse por decisión del empresario, mediante despido basado en un incumplimiento grave y culpable del trabajador, a los efectos de la ley podrán considerarse incumplimientos contractuales: Articulo 54 del Estatuto de los trabajadores-

  • Las faltas repetidas e injustificadas de asistencia o puntualidad al trabajo.
  • La indisciplina o desobediencia en el trabajo.
  • Las ofensas verbales o físicas al empresario o a las personas que trabajan en la empresa o a los familiares que convivan con ellos.
  • La transgresión de la buena fe contractual, así como el abuso de confianza en el desempeño del trabajo.
  • La disminución continuada y voluntaria en el rendimiento de trabajo normal o pactado.
  • La embriaguez habitual o toxicomanía si repercuten negativamente en el trabajo.
  • El acoso por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual y el acoso sexual o por razón de sexo al empresario o a las personas que trabajan en la empresa.

El tribunal competente para dictar sentencia es el juez de lo social, la misma debe emanar del tribunal en un plazo estipulado de cinco días y en ella el juez determinara la calificación según el tipo de despido,  en dicha sentencia procederá lo que es la que calificación del despido de manera procedente, improcedente o nulo, procediendo a hacer la notificación a las partes en los dos días siguientes.

¿Cuál es su procedencia?

Los despidos declarados procedentes, permiten a los trabajadores despedidos acceder los beneficios  legales que otorga el desempleo para la obtención de ayudas provenientes de la seguridad social, todo ello junto al cumplimiento de otros requisitos  lograr el cobro de la prestación por desempleo.

Despido Procedente

“El despido se considerará procedente cuando quede acreditado el incumplimiento alegado por el empresario en su escrito de comunicación”

En este caso tiene validez el despido, puesto que se ha demostrado que el trabajador ha incurrido en faltas recurrentes como las que hemos nombrado.

 

 

 

¿Qué pasa si el despido es declarado improcedente?

Cuando el despido sea declarado improcedente, el empresario, en el plazo de cinco días desde la notificación de la sentencia, podrá optar entre la readmisión del trabajador o el abono de una indemnización equivalente a treinta y tres días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los periodos de tiempo inferiores a un año, hasta un máximo de veinticuatro mensualidades.

Readmisión o re enganche laboral

En caso de que se opte por la readmisión, el trabajador tendrá derecho a los salarios de tramitación. Estos equivaldrán a una cantidad igual a la suma de los salarios dejados de percibir desde la fecha de despido hasta la notificación de la sentencia que declarase la improcedencia o hasta que hubiera encontrado otro empleo, si tal colocación fuera anterior a dicha sentencia y se probase por el empresario lo percibido, para su descuento de los salarios de tramitación.

Retraso de la sentencia y sus consecuencias:

Es importante conocer que sucede cuando la sentencia se torna dilatoria y que se declare la improcedencia del despido transcurridos más de noventa días hábiles desde la fecha en que se presentó la demanda, el empresario podrá reclamar del Estado el abono de la percepción económica a la que se refiere la ley, correspondiente al tiempo que exceda de dichos noventa días hábiles.

 

Efectos de la declaratoria

La calificación por la autoridad judicial de la nulidad, procedencia o improcedencia de la decisión extintiva producirá iguales efectos que los indicados para el despido disciplinario, con las siguientes modificaciones:

 

  • En caso de procedencia, el trabajador tendrá derecho a la indemnización consolidándola de haberla recibido, y se entenderá en situación de desempleo por causa a él no imputable.

 

  • Si la extinción se declara improcedente y el empresario procede a la readmisión, el trabajador habrá de reintegrarle la indemnización percibida. En caso de sustitución de la readmisión por compensación económica, se deducirá de esta el importe de dicha indemnización.

 

 

 

Despido nulo

 

Según lo estipulado en el Estatuto de los trabajadores artículos 53 y 54, se considera nulo el despido que tenga por móvil alguna de las causas de discriminación prohibidas en la Constitución o en la ley o  cuando se demuestre que existe violación de derechos fundamentales y libertades públicas del trabajador..

 

Estos casos podrían ser considerados como despidos nulos:

 

  • El de las personas trabajadoras durante los periodos de suspensión del contrato de trabajo por nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural.
  • El de las trabajadoras embarazadas, desde la fecha de inicio del embarazo hasta el comienzo del periodo de suspensión
  • trabajadoras víctimas de violencia de género cuando ejerzan su derecho a la tutela judicial efectiva o de los derechos reconocidos en el estatuto para hacer efectiva su protección o su derecho a la asistencia social integral.

 

El despido nulo tendrá el efecto de la readmisión inmediata del trabajador, con abono de los salarios dejados de percibir.

Facebook
LinkedIn