News

HERENCIA “AB INTESTATO”

Herencias Ab intestato

 

Los derechos a la sucesión de una persona se transmiten desde el momento de su muerte. La herencia comprende todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona, que no se extingan por su muerte.

La sucesión se defiere por la voluntad del hombre manifestada en la forma jurídica del testamento el cual se otorga ante un notario, y es archivado durante un lapso de 25 años, o hasta el momento del fallecimiento del de Cujus cuando los llamados a heredar realicen la solicitud de la apertura.  El testamento puede ser común o especial y a su vez el testamento común puede ser ológrafo, abierto o cerrado. Sin embargo, a falta de voluntad testamentaria, se llama a heredar  por disposición de la ley,  lo que en el ámbito legal se le conocería como sucesión testamentaria, y la segunda legítima.

Además, tal como el legislador lo ha estipulado en la ley –Código Civil-  podrá también deferirse en una parte por voluntad del hombre, y en otra por disposición de la ley.

“Podrán suceder por testamento o abintestato los que no estén incapacitados por la ley”.

Según artículo 763  del Código Civil: “El que no tuviere herederos forzosos puede disponer por testamento de todos sus bienes o de parte de ellos en favor de cualquier persona que tenga capacidad para adquirirlos, Así mismo, el compendio legal establece que el que tuviere herederos forzosos sólo podrá disponer de sus bienes en la forma y con las limitaciones que se establecen en la sección quinta de este capítulo.”

Entendiéndose en este caso el respeto a la legítima-

Que es la legitima

La “Legítima”, frase muy conocida por los abogados especialistas en materia de herencias, se refiere  a esa porción  de bienes de que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a determinados herederos, llamados por esto herederos forzosos.

Artículo 807, Establece quienes los son  los herederos forzosos o “legítimos”:

El orden de sucesión sería:

  • Los hijos y descendientes respecto de sus padres y ascendientes.
  • A falta de los anteriores, los padres y ascendientes respecto de sus hijos y descendientes.
  • El viudo o viuda en la forma y medida que establece este Código.

 

  • Constituyen la legítima de los hijos y descendientes las dos terceras partes del haber hereditario del padre y de la madre. Sin embargo, podrán éstos disponer de una parte de las dos que forman la legítima, para aplicarla como mejora a sus hijos o descendientes.

 

“Cuando alguno de los hijos o descendientes haya sido judicialmente incapacitado, el testador podrá establecer una sustitución fideicomisaria sobre el tercio de legítima estricta, siendo fiduciarios los hijos o descendientes judicialmente incapacitados y fideicomisarios los coherederos forzosos”.

Justo entonces tenemos que la tercera parte restante del líquido hereditario, será de libre disposición.

Constituye la legítima de los padres o ascendientes la mitad del haber hereditario de los hijos y descendientes, salvo el caso en que concurrieren con el cónyuge viudo del descendiente causante, en cuyo supuesto será de una tercera parte de la herencia.

¿Cuándo heredan los padres del Decujus?

La legítima reservada a los padres se dividirá entre los dos por partes iguales; si uno de ellos hubiere muerto, recaerá toda en el sobreviviente.

¿Cuándo heredan los abuelos?

Cuando el testador no deje padre ni madre, pero sí ascendientes, en igual grado, de las líneas paterna y materna, se dividirá la herencia por mitad entre ambas líneas. Si los ascendientes fueren de grado diferente, corresponderá por entero a los más próximos de una u otra línea.

En este caso, cabe tomar en consideración que los ascendientes suceden con exclusión de otras personas en las cosas dadas por ellos a sus hijos o descendientes muertos sin posteridad, cuando los mismos objetos donados existan en la sucesión. Si hubieren sido enajenados, sucederán en todas las acciones que el donatario tuviera con relación a ellos, y en el precio si se hubieren vendido, o en los bienes con que se hayan sustituido, si los permutó o cambió.

¿Cómo se determina el valor de la legítima?

Para fijar la legítima se atenderá al valor de los bienes que quedaren a la muerte del testador, con deducción de las deudas y cargas, sin comprender entre ellas las impuestas en el testamento.

Al valor líquido de los bienes hereditarios se agregará el de las donaciones colacionables.

Facebook
LinkedIn